paneles-solares

 

Casi todo el mundo sabe ya que colocar placas solares y consumir su propia energía conlleva una reducción en la factura eléctrica. Pero la buena noticia es que están bajando los precios tanto de la instalación, como de las cargas fiscales (IVA), lo que hace que su uso sea cada vez sea más interesante y la rentabilidad se alcance en menos tiempo.

 

¿Por qué ha bajado el coste de la instalación?

En nuestro caso la reducción de costes de las instalaciones se produce por el aumento de la demanda y por el avance de las tecnologías. Cada vez más hogares, comunidades y empresas desean instalar panales solares para consumir su propia energía verde, eso hace que el servicio se extienda, se protocolice y se reduzcan los costes.

Además, como es el futuro del consumo de electricidad, cada vez hay más desarrollo tecnológico que hace mejorar las instalaciones y eso reduce el coste. El resultado es una democratización del servicio de autoconsumo eléctrico que hará que en pocos años sea la norma y no la excepción, ya que el incremento de 2019 a 2020 fue del 30%.

 

 

Además el Gobierno ha reducido el IVA.

El autoconsumo fotovoltaico no es solo bueno para los bolsillos de los hogares o de las empresas, es bueno para la reducción de la emisión de gases contaminantes.

Eso implica que si reducimos su emisión estaremos más cerca de cumplir los protocolos internacionales y evitará multas de la Comisión Europea, por lo que el Gobierno sabe que es bueno para los ciudadanos y para el país, y ha decidido apoyarlo.

Esto ha hecho que las instalaciones para autoconsumo de las viviendas tributen con un IVA reducido del 10% en lugar del 21% que se aplicaba hasta ahora.

Obviamente, y para evitar la picaresca, se han establecido algunos límites para aplicar esta rebaja impositiva como que sean obras de construcción o rehabilitación o que la instalación no represente más del 40% del coste de una reforma.

 

 

Ahora además puedes financiarlo.

El mayor escoyo a la hora de montar un sistema de autoconsumo suele ser la inversión inicial necesaria, que suele estar entre los 3.500 y los 10.000 euros, en función de los metros cuadrados de instalación.

Por eso en Fusiona lo que hacemos es financiarlo al 0%. Nosotros adelantamos el coste de la instalación, nuestros clientes lo van pagando poco a poco y sin coste extra y, además, la electricidad que no consuman se la compramos nosotros.

Así, gracias a todas estas novedades, el autoconsumo fotovoltaico está penetrando en la sociedad española a un ritmo muy fuerte, hay que tener en cuenta también que vivimos en un país de muchas horas de sol que hace el sistema mucho más efectivo, y cada vez más hogares y empresas están optando por esta forma de ahorrar consumiendo energía limpia.

Si quieres saber más sobre nuestro servicio de autoconsumo fotovoltaico te lo contamos clicando en el botón de abajo, o puedes llamarnos al 900 923 950 o escribirnos a gasyelectricidad@fusiona.es, estaremos encantados de informarte y ayudarte en todo lo que sea necesario.